El Día de San Valentín se acerca y ya estás pensando en cómo sorprender a tu pareja. Tienes claro que en esta ocasión quieres dejar de lado el comprarle algo ‘más clásico’ y prefieres hacerle vivir una experiencia inesperada. En ese caso, debes saber que podemos ayudarte desde Top Fine Rent.

En concreto, lo que te proponemos es que alquiles una moto y organices una ruta romántica por los lugares más especiales de la ciudad de Alicante. Con esta propuesta seguro que dejas a tu chico o chica con la boca abierta pues está claro que no se esperaba que le sorprendieras con esa alternativa tan original.

Una vez que reserves la motocicleta, tienes que pensar que lugares de la urbe vais a recorrer. En ese caso, posees dos alternativas:

  • Visitar en ese vehículo los rincones que han sido especiales en vuestra relación: donde os conocisteis, donde tuvisteis la primera, donde os disteis el primer beso u os dijisteis el primer ‘te quiero’…

  • Recorrer los enclaves de la capital que están considerados como los más románticos.

En el caso de que te decantes por esa segunda alternativa, te recomendamos que incluyas en esta ruta de San Valentín lugares tales como los siguientes:

  • El Restaurante La Ereta. A los pies del famoso Castillo de Santa Bárbara se encuentra situado este local donde no solo vais a poder disfrutar de una exquisita cena sino donde al tiempo tendréis la oportunidad de admirar unas espectaculares vistas del mar y de la zona del puerto.

  • El Barrio de Santa Cruz. En la zona de la mencionada fortaleza se halla enclavado este barrio, que es uno de los más tradicionales y significativos de toda la ciudad. Sus calles adoquinadas, el aroma de sus flores o el colorido de las viviendas son algunos de los motivos para visitar este espacio, que cuenta con multitud de miradores desde los que podrás declarar tu amor a tu pareja mientras tenéis la ciudad a vuestros pies.

  • La Playa de la Almadraba. Una de las cosas más románticas que podéis hacer es disfrutar juntos de una espectacular puesta de sol. Y para ello nada mejor que esta playa, que está alejada de aglomeraciones. Será muy especial vivir ese momento y, para hacerlo más único, no olvides llevar en el baúl de la moto una toalla o manta para colocar sobre la arena así como un poco de vino o cava junto a dos copas.